Noticias Municipales

LA PAZ – Desde emoticones hasta la Guerra de las Galaxias, Papás Noeles y renos: Navidad Maravillosa regaló magia a grandes y a chicos

diciembre 11, 2017

La Paz/AMN.- Alicia es descubierta por la tropa de cartas, que se aglomera alrededor de ella para acorralarla. En pánico, la chica comienza a correr entre la lluvia y el viento. “Córtenle la cabeza”, grita la reina, entre los guardias naipes. La gente, sobre todo los niños y niñas, empieza a animar a la víctima, “¡corre, corre!”. Así el desfile de Navidad Maravillosa emociona a grandes y chicos.

No importa cómo el clima sorprende con alguna lluvia o la gente se aglomera,  los espectadores están ahí para vivir toda la magia de la Navidad. Con más de 62 carros alegóricos, la participación de alrededor de 82 empresas, organizaciones e instituciones y prácticamente 500 mil asistentes, la aventura no puede terminar con una pequeña lluvia.

“¡Poncho de agua! ¡Poncho de agua!”, se oye gritar a las vendedoras, quienes hacen su agosto, pues ningún niño, niña, joven o adulto parece intentar escapar del espectáculo. En cambio, saludan al Alcalde Luis Revilla y a su esposa Maricruz Ribera, quienes pasan acompañados de una batucada y  muñecos navideños que se acercan a las wawas.

“Estamos empezando temprano porque el desfile ha crecido y estamos felices por ello. Mira cómo la gente está contenta, está feliz, porque sabe que este es un desfile verdaderamente lindo, único en el país, llega gente incluso de otros departamentos a verlo. Que tengamos mucha alegría, mucha paz, mucha concordia, que todos los paceños y paceños pasemos una linda Navidad y que por supuesto los bolivianos y bolivianas también”, dice el Alcalde, envuelto con una chalina navideña, mientras la gente se le acerca para tomarse fotos con él.

Maricruz Ribera, envuelta en un vestido que parece un bastoncillo de caramelo, se declara emocionada de ver tantas familias que han venido a disfrutar de la Navidad Maravillosa, de regalar valores y de compartir con sus seres queridos.

“El objetivo es un poco olvidarnos de los problemas, olvidarnos de las cosas que nos molestan y vivir la Navidad, que no es un regalo material, sino compartir con tus seres queridos un bello momento”.

La Comuna destinó a unos mil funcionarios para el control y la vigilancia y otros detalles. Además, se dispusieron cuatro ambulancias, dos equipos móviles

de salud y unos tres mil asientos para que niños de albergues y centros y adultos mayores de las casas comunales disfrutaran de la actividad.

El recorrido del desfile comenzó en la avenida Montes hasta la Mariscal Santa Cruz. Posteriormente pasó por la avenida Camacho, la Simón Bolívar, hasta el estadio Hernando Siles, donde estaba instalado el palco principal. Pero a lo largo de todo el tramo,miles de habitantes, munidos de mantas, plásticos, sillas y paraguas, animaron a todos los que participaron del show.

Gaitas abren paso al sueño de las cebritas, quienes desfilan abrazadas de sus peluches de Rastallamas y sombreros de Papá Noel. “¡Hola! ¡Hola!”, grita impaciente un pequeño de unos cinco años con unos títeres de cebra en las manos, revelando ese cariño inevitable que sienten los niños por los educadores urbanos. “¡Hola! ¡Hola amigo!”, responde una de las cebritas.

Emoticones vivientes se abren paso por detrás. Guiño, guiño, besito, carita molesta y miles de emociones en amarillo pintan la vía. Los concejales saludan con sus trajes redondos de sentimientos.

Parroquias con pesebres y burritos de verdad causan ternura en la gente, mientras pastorcitos los arrean para continuar con el recorrido. Decenas de Niños Jesús, Marías y Josés desfilan junto a duendes, Papá Noeles, osos, ángeles y grinchs. Incluso el perro Paquito de la Policía se vino acompañado de toda de toda su tropa de cachorros en entrenamiento, todos uniformados con trajes navideños.

Asimismo, la Subalcaldía Sur irrumpe con su marcha imperial. Personajes salidos de la Guerra de las Galaxias, coreografiados y sincronizados, hacen que los niños y niñas se trastornen. “¡Mirá mamá! ¡Mirá!”, grita uno, parándose encima la silla.

Vegetales vivientes, Olafs, tractores de la película Cars y un millón de mundos se juntan para dar pie a una Navidad de ensueño. Es así como la Alcaldía desea una Feliz Navidad a toda la población.


Categorizado en: ,